ENTREVISTA

“Se está haciendo demasiada presión con la sanidad como arma arrojadiza”

Tomás Marcial Pérez es director del Área de Salud de Fuerteventura

Foto: Carlos de Saá.
Eloy Vera 3 COMENTARIOS 13/06/2018 - 05:53

Es ingeniero técnico en Telecomunicaciones y desde marzo director del Área de Salud de Fuerteventura, tras la jubilación de Miguel Rodríguez. Llega al cargo en unos momentos en los que Sanidad se esfuerza por transmitir que la situación sanitaria en la Isla ha mejorado con la llegada de José Manuel Baltar (CC) a la Consejería con proyectos como el búnker de radioterapia o logros como la disminución de las listas de espera. Sin embargo, asociaciones de pacientes y oposición siguen denunciando la falta de medios, el retraso en las obras del hospital o la falta de especialistas.

- ¿Qué balance hace después de llevar dos meses en el cargo?

- Mi trabajo está siendo continuista con la línea que tenía el anterior director de Área, Miguel Rodríguez. No hemos notado cambios en el funcionamiento, pero sí es verdad que nos está rodeando un ambiente de mucha controversia. Estamos continuamente en los medios de comunicación y quizá se está haciendo demasiada presión por parte de algunos grupos con la sanidad como arma arrojadiza.

- En tres años de legislatura ha habido tres directores de área, ¿no cree que estos cambios no favorecen la ya de por sí complicada situación sanitaria de Fuerteventura?

- La Dirección de Área no es la que presta directamente la atención sanitaria que, en principio, ha tenido cierta continuidad. Sí es verdad que, a nivel de Dirección de Área, el hecho de cambiar resiente las cosas. Es verdad que han sido tres cambios seguidos, pero también es verdad que el último fue por jubilación y no motivación política. No ha sido un cambio de línea ni un salto. Mi labor ha sido continuista con respecto a la suya.

- En septiembre de 2016, miles de personas se manifestaron en las calles reclamando una sanidad digna. El pasado 19 de mayo volvieron a salir y a denunciar que la situación sigue igual. ¿Qué les diría?

- Yo no la veo igual. Cuando entró José Manuel Baltar como consejero había una gran crispación social motivada por varios colectivos que reivindicaban, con toda su razón, el segundo oncólogo, el búnker o mejoras para los enfermos de salud mental. Por parte de la antigua Consejería había poca receptividad hacia esas iniciativas. Cuando llegó Baltar lo primero que hizo fue reunirse con las asociaciones y llegar a una serie de acuerdos. Yo creo que la manifestación de ahora no tiene nada que ver porque, entre otras cosas, la gran parte de los colectivos que guiaban esa manifestación se han incorporado a un trabajo con nosotros, que es el compromiso por la mejora de la salud pública de Canarias. Se consiguió el segundo oncólogo, que el búnker de radioterapia se incluya en las obras del hospital y una ampliación del módulo de salud mental de media estancia. En definitiva, creo que una gran parte de las reivindicaciones de 2016 Baltar ha sabido incluirlas en los proyectos que tenemos en marcha.

- En 2017 se incorporaron 14 especialistas médicos, pero continúa habiendo carencias y falta de especialistas…

- Estamos haciendo un esfuerzo en especialistas. Este año vamos por nueve incorporaciones. Tenemos un endocrino; estamos en negociaciones para un cardiólogo; hay un segundo microbiólogo y tenemos un cuarto oftalmólogo que empezará en junio al igual que otro ginecólogo que lo vamos a destinar a manejar un nuevo ecógrafo para el diagnóstico prenatal y la detención de cáncer. Hay que entender que en temas de especialistas es un problema nacional y no algo específico de esta comunidad. Hacemos esfuerzos para que nos permitan formar más especialistas al mismo tiempo que reclamamos soluciones a nivel nacional que nos permitan que las universidades aumenten su número para poder tener más disponibilidad de especialistas. Si cumplimos con las entrevistas que tenemos pendientes nos quedaría solo mejorar el digestivo, radiólogo, neumólogo y reumatólogo.

- Desde hace años se está hablando de que se buscaría una solución para tener un reumatólogo y un neumólogo pasando consulta en la Isla, pero siguen sin llegar…

- Tenemos las plazas habilitadas y tenemos la oferta de trabajo para estos especialistas puestas en todos sitios, pero es verdad que no encontramos. Me gustaría incidir no solo en la presencia física del neumólogo o reumatólogo aquí sino que nosotros lo que tenemos que garantizar es la continuidad asistencial de nuestros pacientes. A través de medicina interna del hospital, enfermería y de los hospitales de referencia tenemos apoyo de consultoría en los que ellos vienen aquí a ayudarnos mientras buscamos una solución.

“Este año vamos por nueve incorporaciones. Tenemos un endocrino; estamos en negociaciones para un cardiólogo; hay un segundo microbiólogo y tenemos un cuarto oftalmólogo que empezará en junio al igual que otro ginecólogo”

- ¿Pero se les promete estabilidad laboral a los especialistas cuando se les oferta una plaza en la Isla?

- Cuando buscamos un especialista le ofertamos un contrato de larga duración. La estabilidad laboral la tienen garantizada todos los especialistas que se desplazan a la Isla. Lo que nos condiciona su llegada es lograr convencerlos de que tenemos un hospital en el que pueden desarrollar una carrera profesional.

- La Consejería de Sanidad habla de aumento de plantilla, pero ¿realmente se trata de un incremento de profesionales o de cubrir los puestos que van quedando vacantes?

- Ambas cosas. En el caso del endocrino estamos cubriendo la vacante de una endocrina que se marchó, pero al mismo tiempo estamos aumentando el número de puestos. Estamos pidiendo la creación de nuevas plazas para nuevas especialidades. Es verdad que algunos se incorporan a las plazas vacantes que quedan libres, pero también es verdad que tenemos plazas vacantes que nunca hemos llenado como radiología donde el año pasado pasamos de tres a cuatro. En plantilla orgánica siempre hemos tenido cinco y tenemos autorización para tener un sexto, pero nunca se ha cubierto ni el quinto ni el sexto.

- Otra de las quejas es la falta de cardiólogos en Fuerteventura. ¿Cuándo se incrementará la plantilla?

- En plantilla orgánica tenemos tres. El tercer cardiólogo está pendiente de una entrevista y si todo va bien podremos tenerlo a partir de la próxima semana (la primera de junio) y además estamos en negociación para un cuarto.

- Baltar ha puesto 2020 como fecha para terminar la ampliación del hospital después de más de 14 años en obras, ¿será esto posible?

- En 2016 la obra del hospital fue paralizada. Ha habido que retomarla y reiniciar el procedimiento para poder empezar. Ese proceso consiste en redactar un plan funcional y un proyecto arquitectónico. Tenemos ya esos dos pasos dados y estamos pendientes de la publicación de la licitación de la obra. La última vez que vino el consejero se comprometió a que la publicación fuese a lo largo de mayo o principios de junio y en esa línea estamos actuando. La próxima semana (la primera de junio) probablemente se procederá a la licitación de las tres obras que son la ampliación del hospital y de los centros de salud de Corralejo y Gran Tarajal.

- Baltar también aseguró que el búnker de radioterapia saldría a licitación en mayo…

- Todo lo que es la fase tres del hospital sale en un solo bloque e incluye el salón de actos, el bloque de hospitalización, la planta administrativa y el búnker de radioterapia con la unidad de psiquiatría de media estancia. Todo eso sale a licitación al mismo tiempo. La previsión que tenemos es, como muy tarde, que esté licitado la primera semana de junio.

- ¿Cómo será el funcionamiento del búnker, se contratarán especialistas o se traerán de los hospitales de referencia semanalmente?

- Creo que irá por un sistema mixto. Habrá que dotarlo de personal, pero tendremos que estar coordinados con la gente de nuestro hospital de referencia, el Negrín.

- ¿Pero estar desplazando personal varias veces a la semana a la Isla no puede resultar poco operativo?

- Las dificultades a las que podamos enfrentarnos en la puesta en marcha de las instalaciones no deben pararnos el hecho de intentarlo. No debe ser un hándicap el tema de la puesta en marcha de estas instalaciones aquí ni asustarnos tener que recurrir a nuestros hospitales de referencia. Están para ayudarnos y darnos apoyo y si eso supone que tengan que venir oncólogos desde allá bienvenidos sean. También haremos el esfuerzo para que la dotación sea nuestra y propia.

“Queremos hacer un estudio para la implantación de la unidad de hemodinámica en Fuerteventura. Físicamente es posible porque tenemos espacio reservado al lado de los quirófanos”

- La prueba de cateterismo tras sufrir un infarto sigue sin poder hacerse en la Isla y se tienen que desplazar a Gran Canaria, ¿cuándo se podrá hacer aquí?

- La espera es inferior a 24 horas. Ha habido un cambio sustancial en los tiempos de espera del paciente. Queremos hacer un estudio para la implantación de la unidad de hemodinámica en Fuerteventura. Físicamente es posible porque tenemos espacio reservado al lado de los quirófanos. Para nosotros sería un paso de gigantes que pudiésemos, a lo largo de esta legislatura, empezar a dar los pasos para tener esa unidad. El gran hándicap es, de nuevo, los especialistas. Nos está costando mucho cubrir el tema de los cardiólogos y los especialistas en hemodinámica mucho más. La idea que baraja la Consejería es generar esos espacios en los hospitales, especialmente en Lanzarote y Fuerteventura, y que sean los especialistas de los hospitales de referencia los que se desplacen en vez de la población. Creo que con desplazamientos dos veces a la semana sería suficiente.

- Las listas de espera para intervenciones quirúrgicas, según datos de 2017, hablan de una media de demora de 102,8 días y en especialidades como oftalmología de 130 días o 109 para cirugía general y digestiva. Estas cifras no dejan en buen lugar a la sanidad en la Isla…

- Es cierto que si lo miramos en un conjunto global son cifras preocupantes, pero también es cierto que la tendencia es a la baja. En un año y medio de trabajo de esta Consejería las cifras se han mejorado notablemente. Los tiempos medios de espera han disminuido una media de cinco días y las listas de espera quirúrgicas han bajado un 17 por ciento.

- El Defensor del Paciente solicitó en 2017 a la Fiscalía una investigación de oficio sobre la situación del derecho a la salud de los ciudadanos de Fuerteventura que hacen frente a “una sanidad tercermundista”…

- Yo llevo 20 años en la sanidad y me gustaría hacer reflexionar a todo el mundo que quizá más que un conflicto de opiniones y en contra de la sanidad deberíamos remar todos en la misma dirección. Esto no es un tema de bandos y opiniones. Cuando comparamos nuestra sanidad con el tercer mundo creo que nos estamos excediendo notablemente. Tenemos una sanidad pública, universal y eso es la joya de la corona de nuestro país. Mal hacemos con compararla y degradarla porque el nivel de confianza de nuestra población disminuye.

- ¿Qué se está haciendo para mejorar la Atención Primaria?

- Por un lado, incorporamos nuevos especialistas y en infraestructuras ampliando los centros que lo requieren como el de Corralejo y Gran Tarajal y trabajando para la creación del nuevo centro de salud de Corralejo, el consultorio local de Costa Calma y el de El Castillo. Además, nos estamos planteando la creación de un gran Centro de Atención de Especialidades en la zona sur, que es una mezcla de centro de Atención Primaria con especialistas que se desplazan a esa zona, pero siempre pensando en que pueda crecer y convertirse en el futuro hospital del sur.

- ¿Cómo está siendo el funcionamiento de la nueva máquina de resonancia magnética?

- La resonancia está funcionando desde el 14 de mayo. Estamos, en estos  momentos, haciendo estudios de cráneos y musculoesqueléticos y la idea es ir ampliando la complejidad de los estudios a medida que vayamos cogiendo rodaje. Hay que tener en cuenta que es una instalación novedosa para nosotros, de muy alta tecnología y la idea es ir aumentando la carga de trabajo para ir aumentando la carga de estudios y su complejidad. Estamos citando una media de cinco a seis estudios diarios e iremos aumentando esa actividad en los próximos meses.

- ¿Cómo se ha solucionado la falta de personal especializado para elaborar los informes de las resonancias magnéticas?

- Hemos enfrentado ese tema con un modelo mixto. Por una parte nuestros radiólogos, en la medida de sus posibilidades, irán informando una parte sobre todo la musculoesquelética. Los que no puedan ser abordados por ellos, mientras no encontremos un especialista de radiología, serán remitidos por información remota a otro centro. En principio la fórmula que hemos encontrado es privada, pero seguimos buscando radiólogos que sean capaces de cubrir esa parte.

- Más de 11.000 firmas reclaman un hospital geriátrico mientras el consejero de Sanidad asegura que lo importante es “una correcta atención”, ¿de qué es usted partidario?

- Yo apuesto por modelos de continuidad de atención y, sobre todo, de comunicación administrativa entre nosotros. Crear un hospital geriátrico como un ente independiente en estos momentos está fuera de lo que es la política actual que existe. Nosotros planteamos una atención continuada en las fases de nuestros mayores de tal forma que siempre estén atendidos. Eso se hace creando residencias en las que se tengan en cuenta las diferentes fases y complicaciones que puedan tener nuestros mayores. Tener residencias sociosanitarias donde haya una parte con residencia de día y cuando se les complique la situación puedan tener una parte de estancia dentro de la propia residencia. Abogamos por dar cabida en ellas a la hospitalización de alto requerimiento bajo control médico y supervisión de nuestros facultativos del hospital. Y cuando ese paciente se ponga agudo se trasladará al hospital y una vez se estabilice volverá a la residencia. Creo que este es un modelo muy completo porque aborda todas las diferentes etapas que nuestros mayores se pueden encontrar y facilita tener una gestión compartida en el ámbito sociosanitario con el hospital. Este modelo está pendiente de aprobación. Estamos puliéndolo y pendientes del Cabildo para poder definirlo.

Comentarios

¿Qué pinta un ingeniero en telecomunicaciones en Sanidad? ¿Les parece esto lógico? Si todos los cargos se hacen por enchufismo, está claro que pasa lo que pasa. Y esto sucede en todos los partidos que cogen la teta de Seña Pepa, de la que maman todos, así nos va y así está la ciudadanía que se sube por las paredes
Lo que se está haciendo es una privatización descarada y una dejadez intencionada. Para eso pusieron a Baltar.
1.- A Jornalero; Ni siquiera es ingeniero, es perito, peor aún. ¿Qué pinta un perito en un hospital, cómo no sea a hacerse una revisión? Zapatero a tus chanclas. ¡Ay la política, qué mala es para los intereses de los malos (enfermos)!

Añadir nuevo comentario