El Plan Insular, a debate

Presentados proyectos para 9.000 camas en Matas Blancas y 8.000 al sur de Morro Jable

En el entorno de Costa Calma y Morro Jable hay iniciativas para tres campos de golf, dos puertos deportivos, dos parques acuáticos y la construcción de hoteles vinculados a estos equipamientos

Costa Calma. Foto: Carlos de Saá.
S. García / M. Riveiro 0 COMENTARIOS 11/07/2018 - 07:03

El sur de Fuerteventura es el epicentro del interés de los promotores turísticos. Para el municipio de Pájara se han presentado proyectos, en la fase de sugerencias del Plan Insular de Ordenación (PIOF), que suman más de 17.000 nuevas camas turísticas y hay otras iniciativas que, en su fase de desarrollo, podrían añadir varios miles de plazas a esa cifra.

Uno de los proyectos presentados une dos antiguos planes parciales, el de El Rancho y el de Matas Blancas, junto a Costa Calma. La urbanización ocuparía 1,5 millones de metros cuadrados, tanto al norte como al sur de la autovía. La mayoría de los terrenos, el 60 por ciento, pertenecen a Satocan, la conocida constructora de Gran Canaria, cuyo presidente es Juan Miguel Sanjuán y Jover, consejero del grupo Sacyr.

El proyecto incluye casi 9.000 camas turísticas, un puerto deportivo, un parque acuático y un campo de golf. Satocan pretende refundir los dos planes parciales antiguos, que datan de 1997 y 2000. El Plan General de Pájara los asumió pero después fue anulado por los tribunales y se quedaron “sin una estructura jerárquica superior sobre la que apoyarse”, como se reconoce en el proyecto.

Por ello, pretenden acogerse en el Plan Insular a una fórmula excepcional para el desarrollo de suelos turísticos aislados. Argumentan que las urbanizaciones ya se recogieron en su momento y advierten con la posibilidad de que se reclamen “derechos indemnizatorios” si no se permite su ejecución.

Además, se agarran a que el planeamiento insular contempló la zona como un área “condicionada” al desarrollo de “equipamiento turístico complementario. Así, apuntan que por cada campo de golf y puerto deportivo se pueden desarrollar entre 1.000 y 1.500 camas, por equipamientos deportivos o de salud otras 1.000, y 1.000 más si son hoteles de cinco estrellas.

Para transformar estos dos planes parciales no desarrollados ni amparados en el planeamiento, también hace falta la nueva Ley del Suelo, que considera como “sistemas generales y equipamientos estructurantes de interés supramunicipal las infraestructuras y actividades económicas relevantes, especialmente vinculadas al ocio y a los equipamientos complementarios al turismo”.

También especifica que su ordenación e implantación se puede realizar “directamente” por el Plan Insular o mediante un plan territorial especial. Para la constructora Satocan, su propuesta “daría solución a la situación jurídica que se ha generado tras la anulación de la aprobación definitiva del Plan General” de Pájara, “en la que se apoyaba el desarrollo de los planes parciales aprobados”, como suelo urbanizable, y que se quedaron “sin cobertura”.


Terrenos en los que Satocan quiere ejecutar un campo de golf en Matas Blancas

El proyecto presentado por Satocan estima la construcción de 8.820 camas, sumando la capacidad alojativa asignada por los antiguos planes parciales, que sería de unas 5.820 plazas, con otras 3.000 camas más.

Según el proyecto, al norte de la carretera se reserva una pieza de 550.000 metros cuadrados para un campo de golf, en el que estiman una inversión de 13 millones de euros, y 164.000 metros cuadrados más para un parque temático, que cuantifican en 36 millones.

Al sur de la carretera, junto al litoral, se desarrollaría una marina náutica, que presupuestan en 18,5 millones, y la inversión hotelera, que precisan en 528 millones de euros, junto a los gastos de urbanización y de acondicionamiento de la playa, en unos 647 millones de euros.

Aunque en el proyecto la valoración de la calidad ambiental de la zona se define como “media-baja”, se reconoce que hay valores ambientales de fauna y flora, que en el medio marino la comunidad de mayor relevancia es el sebadal, que la superficie marina está incluida dentro de la Zona de Especial Conservación Playas de Sotavento de Jandía, y que la zona es colindante con el Parque Natural de Jandía.


Pieza de suelo de Dehesa de Jandía al sur del muelle de Morro Jable.

Al sur del puerto de Morro

Otro de los puntos calientes para el urbanismo de los próximos años en la Isla se sitúa en Morro Jable. La sociedad Dehesa de Jandía, representada por el empresario Eustasio López, propietario del grupo hotelero Lopesan, ha presentado en la fase de elaboración del PIOF un proyecto para el desarrollo de una urbanización al sur del puerto de Morro Jable.

Ya en el año 2000 promovió un plan parcial en la zona, con casi 1,4 millones de metros cuadrados y 6.455 camas turísticas. La empresa sostiene que las posibilidades de “mejora” de Morro Jable se encuentran “muy limitadas”, y considera que hacia Gran Valle se dispone de una “amplia zona”, que coincide con su propiedad, y que en su opinión “carece de valores ambientales de importancia.

Con su construcción, defiende la empresa, se mejoraría la “calidad” de la oferta turística actual, que se encuentra “limitada en gran parte al único atractivo de la playa del Matorral”. La oferta que plantea la empresa Dehesa de Jandía pasa por construir un puerto deportivo de 684 atraques, que vinculan a la construcción de 1.500 camas turísticas más de las que estaban previstas cuando se diseñó la futura urbanización.

En total, solicitan que se les incluya en el Plan Insular un total de 7.955 camas turísticas. También piden la autorización para un parque temático o un campo de golf y el acondicionamiento de la playa. Con todo, la inversión global necesaria superaría los 607 millones de euros, según la compañía.

Aquapark en Esquinzo

En la fase de sugerencias del nuevo Plan Insular, el empresario Gregorio Pérez, que encabeza la cadena hotelera SBH, ha solicitado que se declare de interés público la implantación de un parque acuático en la zona de Esquinzo, con una superficie de 54.176 metros cuadrados, que llevaría aparejado un hotel de 650 camas sobre una parcela de 44.000 metros.

En esa misma zona, pero al norte de la carretera, Pérez plantea la ejecución de un campo de golf y recuerda que en abril de 1996 se aprobó definitivamente el Plan especial Golf Jandía, “encontrándose en la actualidad en parte ya ejecutada la obra de urbanización”.

El ámbito de suelo supera el millón de metros cuadrados y la propuesta incluye, además del campo de golf, cinco hoteles y complejos de villas. Por otro lado, la sociedad Sonneland Maspalomas plantea un hotel especializado en talasoterapia y SPA en una parcela de 60.000 metros cuadrados en Butihondo.

Añadir nuevo comentario